afiliados Hermanos
Directorio
Afiliados Élite 29 de 45
The New York City Expectro Patronum 1zp6r0z.jpg
Créditos del Foro
» Skin y tablón obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Agradecemos también a Captain Knows Best por la mayoría de tablillas que se han usado en el foro, tanto para ambientación, como registros y otros.
» Gráficos realizados en su gran mayoría por Dreamsmel de Deviantart. Agradecemos sus aportes.
» Gracias a la modelo Faestock y a Abbysidian, Krypteriahg, Patzbone, Thesuper, EveyD, Midnightstouch por los recursos utilizados.
» Tablón obtenido de The Captain Knows Best creado por Neeve, y basado en el theme The Walking Dead Theme creado por Hardrock. Gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
Últimos temas
» Home is where the heart is and mine is with you ▬ Sapphire
Mar Ago 30, 2016 12:53 pm por Danilo L. Norelli

» Helping Hand ▬ Jay
Mar Ago 30, 2016 12:31 pm por NOVA

» ¡Feliz cumpleaños, mi amor! | Bärdjan+Momo
Miér Ago 24, 2016 4:58 pm por Bärbel A. Vermeer

» Engagement ring. || Jabbie.
Sáb Ago 20, 2016 8:55 pm por Abbie M. Kadel

» sinners; helena [+18]
Jue Ago 18, 2016 8:45 pm por Helena S. Reed

» About James Dean and Audrey Hepburn ║ Jabbie +18
Miér Ago 17, 2016 9:07 pm por Abbie M. Kadel

» Eres mi oxigeno || Bärdjan
Lun Ago 15, 2016 10:37 pm por Ardjan J. Van Dijken

» Undisclosed desires || Wolfheur +18
Lun Ago 15, 2016 7:26 pm por Hanna Wolff

» It's our home. || Descripción de la casa. {EC}
Jue Ago 11, 2016 2:57 pm por Abbie M. Kadel


Eres mi oxigeno || Bärdjan

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Eres mi oxigeno || Bärdjan

Mensaje por Bärbel A. Vermeer el Vie Ago 05, 2016 4:20 pm

Todo había resultado tan extraño. Tan confuso y tan inesperado que Bärbel no comprendía muy bien qué había pasado. Todo el camino de regreso a su hogar, estaba en su memoria el rostro de su padre, sus ojos azules y brillantes, aquellas arrugas al rededor de sus ojos que no había tenido la oportunidad de verlas nacer por su enojo, por su distanciamiento con Jerom de toda la vida. No sabía qué sentir, a Laurien le habia costado mucho acercarlos pero la rubia aún no sabía si sus ánimos eran de cortar sus distancias o mantenerlas. Soy tan rencorosa, pensó observando por la ventanilla mientras llegaba por fin a su casa—. Gracias por todo, Lau. ¿Hablamos mañana?—se despidió de su melliza con mucha tranquilidad, pero en su garganta tenía un nudo que la estaba ahogando.

Entró con Morgan entre sus brazos y allí se encontró con su nana, que la esperaba impaciente, quizás quería hacerle miles de preguntas pero era bastante inteligente como para saber que Bärbel hablaría si quería—. Hola, nana. ¿Me preparas un café, por favor? Me duele la cabeza, por suerte Momo se durmió—besó la frente de su hijo y fue hasta las escaleras para llevar a Momo a su cuna—. ¿Ardjan está en su oficina? Lleva dos cafés, nana. Te quiero—le gustaba tratar a la anciana de esa forma, siempre había sido como una tercera abuela. Dejó a Morgan en su cuna y salió al pasillo hacia la oficina de Ardjan, necesitaba hablar con él y descargarse, sus ojos seguían brillosos y ligeramente rojos por lo que había llorado.

Amor—lo saludó al entrar y sonrió, caminando hacia su posición para darle un abrazo desde atrás, mientras él estaba sentado en su enorme silla—. ¿Qué tal el trabajo? ¿Me extrañaste?—su voz sonaba leve sobre su cuello, necesitaba de su abrazo, tenerlo cerca, Ardjan era su oxígeno cuando le hacía falta pensar.

Volver arriba Ir abajo

Re: Eres mi oxigeno || Bärdjan

Mensaje por Ardjan J. Van Dijken el Sáb Ago 06, 2016 1:50 pm

Pase la mano por mi frente, cansado de este asunto tan absurdo. No comprendía la histeria de algunos colegas de la oficina, menos cuando un caso está casi cerrado a nuestro favor. ¿Acaso no pueden relajarse un segundo? ¿Por qué siempre piensan en lo peor? Sacaban conclusiones imposibles, de hechos erróneos que eran improbables. Parecía ser que le gustaba dormir intranquilos. — Mira, ya te lo dije mil veces, es imposible que el caso se revierta ¿De acuerdo? Con el documento que adjuntaremos el lunes tendremos todas las de ganas, eso elimina un testigo y las pruebas presentadas por la defensa son insuficientes. — Intente sonar calmado y relajado, como me demostraba en la oficina. En eso, y como si fuera una especie de salvavidas, Bärbel se adentro a mi oficina. Lo supe apenas note la puerta abrirse, solo ella tenía el derecho y la confianza para entrar sin mi permiso. — Habla con Brown, el te dará los detalles. Debo colgar ahora— Ignore las últimas palabras de mi colega, ya deseando que todo esto termine para poder estar con mi novia. — Si, si. Mañana te llamo, nos hablamos. — Colgué el tubo del teléfono, siendo un hombre libre y disponible para el amor de mi vida. — Hola mi amor ¿Cómo te fue? — Aprovechando que sus brazos me tenían rodeado para acariciar su piel por encima de su camisa. — Claro que te extrañe, mucho. Y a Morgan también. ¿En donde esta? — Voltee el rostro, buscando su hermosa mirada, amaba esos ojos azules y la forma tan dulce que tenían de hacerme sentir completo.

Pero algo raro había en ella, lo note apenas pude ver su rostro. Bärbel era una mujer difícil de leer, sus emociones se ocultaban perfectamente bien. Sin embargo, todo este tiempo juntos me hizo entender que detrás de ella se ocultan más cosas, preocupaciones y miedos. Como sucedía ahora. Parecía estar igual que siempre pero no era así, su mirada estaba apagado y sus ojos levemente hinchados y enrojecidos. Imagine que tal vez la visita con su padre no fue muy buena, y que era eso lo que dejo a mi reina tan angustiada. — Amor… ¿Qué paso? — Repase su mejilla tiernamente, usando las yemas de los dedos. — Ven aquí. — Deje atrás mi silla y fui directamente a ella, pasando los brazos por su delgado cuerpo. La acurruque en mi pecho, sin acotar nada más, sin querer ser invasivo con un tema sumamente delicado. Su padre se comporto como un idiota, sin justificación que valga la pena, pero ahora parece querer recuperar lo único que tenia, a sus dos hijas. — Todo estará bien ¿sí? — Frote su espalda con dulzura.

Volver arriba Ir abajo

Re: Eres mi oxigeno || Bärdjan

Mensaje por Bärbel A. Vermeer el Dom Ago 07, 2016 7:57 pm

A Bärbel le gustaba cuando escuchaba las conversaciones de trabajo de Ardjan, de esa forma se daba cuenta de lo determinante que era, que le gustaba lo que hacía y que era ambicioso en conseguir lo que deseaba, no había nada más atractivo y atrayente, y él lo tenía. Cortó esa llamada por la llegada de la rubia, así como ella hacía cada vez que él llegaba a su oficina, nunca nada era más importante que estar con el otro. Mantuvo su abrazo, sintiendo ese calor que solo él emitía haciéndola sentir protegida—. Momo se durmió en el camino, Laurien nos trajo a casa. Está en su habitación, lo dejé allí un momento—sonrió apenas, observando algunos papeles sobre el escritorio hasta que su prometido se puso de pie para abrazarla de tal forma que se sintió al borde de las lágrimas otra vez—. No pasó nada malo, amor, no te preocupes—comentó dejando un beso sobre el pecho—. Es... el hecho de haber visto a mi padre después de tanto tiempo me impactó muchísimo. No está como esperaba, está muy bien ¿sabes?—llevo su mano a su rostro y lo acarició, siendo casi inconsciente de que lo hacía porque estaba pensando en lo que había pasado.

Bärbel siempre se había sentido abandonada por él, desde que tenía entendimiento lo veía de esa forma. Jerom se había vuelto loco, su enfermedad lo había llevado a alejarse de sus hijas que tanto lo necesitaban. ¿Cómo podía un padre hacer eso? ¿Cómo podía haberles prohibido una imagen paterna? Ese era el enojo de la rubia, lo culpaba de su ausencia cuando quizás solo era culpa de la vida... y cuando tal vez ese suceso había estado fuera de su alcance—. ¿Recuerdas que te dije que era un "loco"? Imaginaba encontrarme con una persona fuera de sí pero no, está muy bien...—sin poder evitarlo empezó a llorar—. Siempre quise tener a mi padre y cuando pude me cegué tanto con mi orgullo que me perdí de muchas cosas con él—sonaba dolida, lo estaba; pero hasta ese día se daba cuenta que aunque siempre hubiera dicho que no necesitaba de ese hombre, sí le había hecho mucha falta—. Laurien intentó que me diera cuenta tantas veces y yo fui muy dura...—en ese momento, se oyó la puerta. Bärbel sabía que era la nana con el café—. Adelante nana—limpió sus lágrimas y observó con una sonrisa a la nana entrar y dejar las tazas sobre el escritorio. Rápidamente dijo que iría a ver a Momo y se perdió por la puerta, claramente demostró que no deseaba interrumpir ese momento de ellos dos y Vermeer lo agradecía.

Volver arriba Ir abajo

Re: Eres mi oxigeno || Bärdjan

Mensaje por Ardjan J. Van Dijken el Lun Ago 08, 2016 12:34 am

Me alegro saber que Morgan estaba bien y yacía dormido en su cuarto, más bien en nuestro cuarto, al lado de la cama que compartía con Bärbel noche tras noche. Pero ahora existía algo que me inquietaba aun mas, quizás al tener que ir a la cama podría ver a mi hijo, mientras me quedaría con Bärbel, investigando que sucede. — ¿Nada malo? Bueno, me alegra oír eso. — Recargue apenas mi rostro sobre su mano, amando esa tierna caricia. La había extrañado mucho. La casa era muy silenciosa sin ellos, y era aburrido no tener con quien charlar, con quien reír de mis ocurrencias ridículas. Por un segundo, por un breve instante, imagine que la visita había sido perfecta y que Vermeer pudo sacar todas las dudas que tenia acerca de su padre. Que equivocado estaba. Cuando quise indagar mas sobre el tema, tener la libertad de preguntar sobre como era su padre, intentar conocer más de el hombre, Bärbel quebró en un llanto que me dejo helado. Ella no es de quebrarse con facilidad, mucho menos con alguien cerca que pudiera ver su momento de debilidad. No pude hacer otra cosa más que abrazarla aun mas, llevando su rostro al centro de mi pecho mientras con una de mis manos acariciaba sus cabellos, como a ella le gustaba. Me destrozaba verla de esa forma, con culpa quizás, confundida por las emociones mezcladas. Siempre fue reacia a su padre pero ahora, luego de ese encuentro, se mostraba extraña, sin saber si seguir con ese distanciamiento o dejar que su padre reconstruya la relación que no tenían.

De improvista nana hizo su aparición en la oficina. Me sorprendió verla allí, ella jamás era de interrumpir, pero al ver que traía unas tazas con té lo supe. Continúe extendiendo mi silencio hasta que la señora dejo mi oficina, no sin antes dedicarle una mirada para que se quedara tranquila. Pude notar que la señora tenia angustia también, ella era como una madre para las chicas, o al menos ocupaba un lugar similar al de Margot, viviendo con Bärbel y Lauren desde que eran unos bebés. — Ya Bärbel, no fue tu culpa… hiciste lo que sentías y está bien. — Busque su rostro hasta tomarlo entre mis manos, obligando a la rubia a que viera mis ojos. Apegue mi frente a la suya, limpiando algunas lagrimas que rodaban por su mejilla. — Deja de culparte amor, y si necesitas de tu papá no tengas miedo de ir por el… no será capaz de dejarte de nuevo. — Le dije con una voz muy suave. — Tienes tiempo para estar con tu padre, ambos se necesitan Bärbel, no te prives de esa relación con alguien tan importante para ti. — Pose mis labios en su frente y luego en su mejilla algo mojada. — ¿Qué encontraste en tu padre? ¿Cómo es? —

Volver arriba Ir abajo

Re: Eres mi oxigeno || Bärdjan

Mensaje por Bärbel A. Vermeer el Mar Ago 09, 2016 10:05 pm

Estaba con la persona correcta. Bärbel sabía que Ardjan era el mejor hombre con el que se podría haber encontrado. Se daba más cuenta que nunca en esos instantes, donde le brindaba su apoyo, donde la consolaba cuando lo necesitaba, estaba ahí en ese momento de confusión para ella y una pareja siempre era compañera, un hombro en el cual sentirse bien para llorar, una voz cálida que le dice que todo estará bien y sentirse mucho mejor. Su corazón latía más deprisa, sus brazos lo rodearon para darle una abrazo fuerte, liberador de todas las emociones que tenía. ¿Desde cuándo no lloraba? Bueno solía llorar por películas pero no contaba; quizás el nacimiento de Morgan había sido ese momento que ella buscaba en su memoria.

Bärbel lo miró a los ojos y asintió con su cabeza, no sabía exactamente qué más decir. Su mente estaba alborotada, necesitaba tiempo para pensar con claridad—. ¿Crees que deba hacer eso? ¿Seguir viendo a mi padre? Crecí sin él... No sé si logre acostumbrarme—elevó sus hombros y desvió la mirada hacia la ventana de la oficina, sonriendo un poco por esas manos grandes de Ardjan limpiando sus lágrimas—. ¿Y si resulta ser otra decepción al final? ¿Si me acerco a él y empeora de nuevo? No lo toleraría...—volvió sus ojos azules hacia él y giró para tomar la taza de té que la nana había dejado sobre la mesa—. Necesitaba eso para relajarme. Tomé té en casa de mi padre pero me puso muy tensa—trató de sonreír y suspiró luego, pensando en esa pregunta de Ardjan—. Sabes que fui porque quería que al menos Morgan conociera a su abuelo. Y porque Laurien insistió demasiado. Jerom fue muy amoroso con él, Momo estuvo en sus brazos la mayor parte del tiempo. Mi padre se parece a Laurien, es relajado y a veces parece frágil—dio un sorbo al té que sostenía en sus manos y apoyó su cadera al borde del escritorio—. Lloré frente a él como una tonta también, estoy loca. Porque me dijo que soy idéntica a mi madre—una sonrisa melancólica y a la vez repleta de felicidad se esbozó en sus labios; Bärbel era un susceptible al recuerdo de su madre.

Volver arriba Ir abajo

Re: Eres mi oxigeno || Bärdjan

Mensaje por Ardjan J. Van Dijken el Jue Ago 11, 2016 7:03 am

Pocas veces pude ver esta faceta de Bärbel. Era impropia de ella, y era una costumbre ocultarse de las personas cuando un asunto la golpea tanto.  Aun así ella estaba conmigo ahora, vino hacia mí en busca de un alivio o de palabras que pudieran calmar sus agitados sentimientos. Yo sé, de hecho ambos sabemos, que esa relación perdida con su padre le atrae demasiado y no la culpo en absoluto. ¿Quién no quiere un padre? Una persona que sabes que estará allí para ti sin importar nada. Esa contención extra que lleva tu misma sangre corriendo por su cuerpo, con quien compartes un lazo irrepetible. En este caso, el hecho de querer no era suficiente. El miedo arruinaba todo, estaba frenando a la rubia. Era su única duda. Repetir esa amarga experiencia de nuevo — Quiero que lo hagas si es lo que quieres, amor. — Apegue mi frente a la suya y le sonreí cálidamente. — ¿Solo pensaste en los contras? — Deje que la rubia girara para ir por su taza de té. Hice lo mismo que ella, sujete la taza y agite un poco el líquido claro. — No digo que de golpe vayas a él como lo hizo Lauren, anda a tu ritmo y si no te gusta… — Pause las palabras al beber un poco del té. —…al menos no tendrás esa duda del ¿Qué hubiera pasado si…?—

Mi plan no era convencerla, sino que pensara muy bien las cosas antes de haber tomando una decisión. No quería que luego, cuando ya sea tarde, se arrepienta por no haber tenido esa relación con su padre ¿y todo porque? Por ese miedo y tal vez por un poco de orgullo Vermeer, ese sentimiento que experimentaba en cada una de nuestras peleas, es algo difícil de quebrar.

Gire alrededor de mi escritorio, regresando a mi trono. Desde allí observe atento a los ojos azules de Bärbel, mientras ella se excusaba de la visita y daba su punto de vista respecto de su padre. Ya no estaba ese odio ni la típica frialdad que la rubia expresaba cuando le tocaba hablar de Jerom. A cambio, se mostraba confusa, dudando entre odiarlo o quien sabe que otro sentimiento. Puede que aceptarlo y perdonarlo, con suerte hasta quererlo y creo que estaría exagerando si digo que ama a su padre, lo que no es así, no por ahora. — Con que te pareces a tu madre… mujer difícil debió haber sido. — Dije bromeando, sonriendo muy grande, intentando cortar con la tensión del tema. Odiaba verla de esa forma. — ¿Qué mas hiciste? ¿Llorar y beber té? — De nuevo bromee. — Bueno ¿Y ahora qué? ¿Cuál era tu plan luego de esto? — Indague un poco más, descifrando cuales serian sus siguientes pasos. Que haría. Si permitiría un nuevo acercamiento o simplemente volver a aferrarse a una idea del pasado de su padre, una no muy buena. — ¿Podría conocer a Jerom? — Solté de golpe, bebiendo con calma lo que quedaba de mi té.

Volver arriba Ir abajo

Re: Eres mi oxigeno || Bärdjan

Mensaje por Bärbel A. Vermeer el Lun Ago 15, 2016 8:23 pm

La rubia sabía que él tenía razón. Bärbel siempre había sido de las personas que vivía, le gustaba sentirse con vida, siempre animada e inquieta con lo que hacía. Por eso le gustaban los deportes extremos, por eso le gustaba trabajar, por eso disfrutaba de pasar tiempo con Morgan y él, porque disfrutaba cómo se sentía, al máximo, sin prohibirse de nada. Quizás con su padre se estaba negando a esa filosifia que llevaba; tanto se había quejado de su ausencia y ahora que se estaba temía—. Sí... no quiero arrepentirme de nada. Hace mucho no me enfrento a una decisión así—y era verdad; su vida siempre había sido sí o no, blanco o negro. Ahora estaba en el limbo, arriesgándose.

Bebió de su taza de té y apenas escuchar el comentario de Ardjan no pudo evitar reír un poco con verdadera intensión. Lo miró e hizo una mueca fingiendo molestia, pero lo cierto era que le había causado mucha gracia. "Mujer difícil", adoraba que pudiera bromear aún en momentos así—. Esta mujer difícil te tiene loco—comentó con simpleza y se encogió de hombros después, suspirando—. Cuando acepté ir a verlo creí que me encontraría con un hombre perdido pero no lo está. Creí que no sabría quién era yo, pero... me llegó de una forma diferente y eso complicó mis planes—relamió su labio inferior, pensando con detenimiento. ¿Debía dejarse llevar por la mente o el corazón? Rápidamente giró la cabeza para ver a Van Dijken, había llamado totalmente su atención las palabras usadas—. ¿Conocerlo?—ella amaba a Ardjan, con toda su alma, como no amaría a nadie más. Lo quería de compañero para siempre, no dudaba en que no estaría nada mal que conociera a su padre, si le ofrecía su vida, era normal que conociera completamente todo de ella, y ese todo incluía a su padre—. Puedes, amor. Claro que sí...—expresó pensativa, hasta que de repente una idea cruzó por su mente—. Si lo conoces quizás me ayudes a decidir qué debo hacer, ¿verdad?—terminó su té. La opinión de Ardjan siempre era muy importante para ella.

Volver arriba Ir abajo

Re: Eres mi oxigeno || Bärdjan

Mensaje por Ardjan J. Van Dijken el Lun Ago 15, 2016 10:37 pm

Como no acompañarla en un momento como este, donde el corazón y la mente quieren dos cosas diferentes. ¿A quién escuchar? ¿Qué rayos hay que hacer? Realmente no existe nada que pueda aclarar sus dudas, simplemente llego el momento de arriesgarse y rogar por haber tomado la decisión correcta, y en caso de no hacerlo, afrontar las consecuencias que pueden llegar. Y para cosas como estas estaba yo a su lado, siendo su soporto, su pilar, su segunda voz. —No dejare que te arrepientas de nada, ya verás que elegiremos la mejor opción— Estire mi brazo sobre mi escritorio hasta lograr sujetar su mano. Mi pulgar se movió de arriba hacia abajo, una y otra vez, acariciando su piel blanca. —Me tienes muy enamorado además de loco— Confesé sin pena alguna, sino con orgullo. Quien no quisiera enamorarse día tras día de una misma mujer. Quedar encantado por su forma de ser. Sentir ese dulce cosquilleo por el cuerpo, como un adolescente enamorado por primera vez.

Escuche a mi novia y solo pude asentir con la cabeza. Jerom no parecía un mal sujeto, lo que no borra su pasado y ese recuerdo amargo que está confundiendo a Bärbel. Un error imborrable pero quizás Jerom este a tiempo de reivindicarse con su hija. —Conoceré a tu padre y veré que tan buen tipo es… pero si me quiere más que tu abuela me conformo— Sonreí muy amplio. —Vamos a dormir, fue un día largo para ti— Y sin más nos fuimos a nuestra habitación, donde Morgan dormía muy profundamente. Esa noche hubo más besos y caricias de lo normal, detestaba ver a mi Bärbel de esa forma y haría lo que fuera para aliviar su malestar.

TEMA CERRADO

Volver arriba Ir abajo

Re: Eres mi oxigeno || Bärdjan

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.